Recetas de cócteles, licores y bares locales

De la bodega: nuevos vinos de primavera

De la bodega: nuevos vinos de primavera


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Los camiones de FedEx y UPS vienen con regularidad a mi puerta con cajas de vinos que generalmente no tienen un denominador común más que los últimos lanzamientos de bodegas de todo el mundo.

Como hoy es un día lluvioso, de principios de primavera, he preparado un informe de degustación del Arca de Noé basado en cinco variedades: pinot noir, sangiovese, prosecco, moscato y sauvignon blanc, y, como Noé, las llevaré a bordo dos por dos.

2010 Reserva Biltmore Russian River Pinot Noir ($ 19). Sabores de frutas pastel de cerezas Bing con aromas de aguardiente. A pesar del alto contenido de alcohol, solo más del 15 por ciento, no es un vino grande sino sabroso. Para llevar: Un vino bi-costero bastante agradable.

2010 Truchard Carneros Pinot Noir ($ 27). Sabores brillantes, a raíz, pero un poco terrosos, salados, incluso rústicos. Para llevar: los pinots de California a menudo son demasiado amigables con las frutas para su propio bien. Este toma el rumbo opuesto: más intriga que encanto sutil.

2009 La Selva Colli dell Uccellina Morellino di Scansano (menos de $ 20). "Morellino" es el nombre de sangiovese en esta región toscana. El vino resulta muy biológico, es decir, muy sabroso con considerables taninos y amargos en los bordes. Para llevar: No es un sangio tradicional, pero puede ser de interés para aquellos a los que les gustan los vinos atrevidos.

2010 Costa "Terre di Fiori" Morellino di Scansano ($ 16). Mucha cereza en la entrada con algunas frambuesas y fresas dobladas, muy redondeadas, con buena acidez, taninos ligeros y un poco de tiza. Para llevar: Un toscano agradable y afrutado para beber fácilmente.

NV Bocelli Prosecco Extra Seco ($ 17). Sí, es ese Bocelli, o al menos su familia. Frutas confitadas, notas de carbono equilibradoras, crujiente, largo en boca. Para llevar: Piense en esas almendras Jordan recubiertas que solía mordisquear en el cine.

2011 Adami "Col Credas" Rive di Farra di Soligo prosecco superiore brut ($ 22). Adami es uno de los maestros de Valdobbiadene, elaborando una gama de vinos espumosos que satisfacen al mismo tiempo que invitan a pensar en lo que hay en la flauta. Este es a la vez delicado y completo: manzanas ácidas, nueces, especias silvestres secas, taninos ligeros, un bocado de burbujas. Una ganga al precio. Para llevar: tengo dos Adamis más fríos, esperando ser revisados.

2011 Dante Rivetti moscato d’Asti ($ 21) Es como beber un macarrón con gas: bajo contenido de alcohol (5 por ciento), ligeramente dulce, bajo en ácido equilibrante, algunas notas de almendra. Para llevar: No es realmente mi estilo con su dulzura persistente, el tipo de vino que me hará una copa en una recepción.

2011 Marenco "Scrapona" moscato d’Asti ($ 14). Muy agradable: fruta vivaz, dulce pero bien equilibrado, buen rocío, algo de naranja y otras notas cítricas con almendras nueces. Comida para llevar: una bebida de primavera refrescante y baja en alcohol.

2010 Robert Mondavi Napa Valley humo blanco ($ 20). También conocido como sauvignon blanc. Un vino muy agradable y complejo con sabores "azul / verde" de manzanas, melones, especias saladas, cítricos. Para llevar: Un vino que tiene un buen peso que proviene de la fruta.

2011 Clos La Chance Central Coast sauvignon blanc ($ 11). Picante y herboso y aparentemente un poco acuoso. Para llevar: Un vino básico sin campanas ni silbidos.


Los últimos dos días han sido bastante, bastante hermosos, comenzando con niebla, tomando el sol al mediodía bajo un sol inusualmente cálido y terminando con un crepúsculo prolongado que anuncia que la primavera finalmente está aquí. Inmediatamente quiero comer comidas más ligeras: la nueva temporada y las verduras rsquos aún no han llegado, pero al menos puedo planificar el verano y eso significa una limpieza de primavera de la bodega, empujando los rojos con mucho cuerpo hacia atrás y evaluando qué blancos, rojos más claros. y ros & eacutes todavía tengo al acecho en los estantes.

Ahora es el momento de beber cualquier vino más ligero del año pasado que pueda haber pasado desapercibido y hacer una lista de compras para las próximas semanas.

La idea de cambiar el vino que bebes con la temporada, al igual que cambias tu dieta y tu guardarropa todavía encuentra cierta resistencia. La gente tiende a "gustarle" lo que le gusta cuando se trata de vino, bebiendo las mismas botellas durante todo el año. La acidez y el peso en boca más pronunciados de los vinos más ligeros pueden no ser de su agrado. Pero pruébelos con el tipo de comida adecuado y verá cuán perfectamente sintonizados están con los sabores de la primavera.

Mezclas de Sauvignon Blanc y Sauvignon
¿Qué más se puede decir del Sauvignon Blanc? Solo que hay mucha más variedad que nunca y esa calidad parece en una curva ascendente imparable. Pruebe los de Sudáfrica si no está familiarizado con ellos. Y vuelva a visitar el Burdeos blanco y otras mezclas de Sauvignon-Semillon.
Mejores maridajes de comida: queso de cabra y rsquo, espárragos, pescado a la plancha y otros mariscos, platos aromatizados con cilantro y eneldo

Gr & uumlner Veltliner
No hay señales de que el tren de Gr & uumlner se salga de los rieles. It & rsquos sigue siendo todo querido sommelier & rsquos: menos exigente que Riesling, más sofisticado que Pinot Grigio (aunque ver más abajo). Bebe joven.
Mejores maridajes de comida: Sabores asiáticos ligeros, p. Ej. Ensaladas y platos de fideos con acento asiático, rollitos de primavera vietnamitas

Albari & ntildeo
Otra opción de moda, España & rsquos festejó el marisco blanco, que procede de Galicia en el noroeste del país, tiene la intensidad para hacer frente a la mayoría de las preparaciones ligeras de pescado. Un buen vino para elegir en los restaurantes de pescado.
Mejores maridajes de comida: mariscos, platos ligeros de pescado, sopas de primavera y verano, p. ej. gazpacho, ensaladas de tomate

Chablis y otros Chardonnays sin remojar o ligeramente robles
Si solicita a un bebedor de Chardonnay, es hora de cambiar el registro de roble a sin cortar o al menos sutilmente a roble. (Esos ricos sabores mantecosos abrumarán a los delicados vegetales y mariscos a menos que estén aderezados con una rica salsa de mantequilla). Frente a la competencia del nuevo mundo, Chablis es de mejor calidad que nunca y una buena marca propia que se compra en los supermercados. Cuidado con las ofertas.
Mejores maridajes de comida: ostras y otros mariscos, pollo escalfado, salsas cremosas, terrinas de pescado y verduras, sushi

Riesling seco
Como Marmite Riesling tiende a polarizar a los bebedores de vino, algunos lo aman, otros lo odian. Sin embargo, no se puede negar que sus sabores frescos y nítidos y sus modestos niveles de alcohol lo convierten en un sorbo perfecto para la primavera. Si tiene la dulzura, no estás seguro de quédate con el Alsace Riesling, el alemán kabinett Riesling o el Clare Valley Riesling de Australia. Si tiene los sabores típicos de queroseno que puede adquirir con la edad, opte por los vinos más jóvenes.
Mejores maridajes de comida: Pescado ahumado, especialmente salmón ahumado, cangrejo, trucha, pollo ahumado, ensaladas, comida cantonesa y ligeramente especiada del sudeste asiático

Pinot Grigio
La marea del Pinot Grigio insípido y barato le ha dado mala fama al vino, pero los mejores ejemplos (en su mayoría del Alto Adige) son elegantes blancos mineralizados que merecen un lugar en su bodega.
Mejores maridajes de comida: antipasti, pastas y risottos ligeros de marisco, salsas para pasta a base de tomate fresco

Prosecco
El Veneto & rsquos es un vino espumoso absolutamente encantador, más suave y más redondo que el Champagne. Se mezcla fabulosamente bien con frutas frescas de verano como melocotones y frambuesas como en el famoso Bellini.
Mejores maridajes de comida: Un aperitivo de primavera perfecto o para beber con panettone

Light ros y eacute
Digo light porque muchos ros & eacutes ahora se diferencian un poco de los tintos en sus niveles de alcohol e intensidad. No es que ese estilo no tenga cabida (es un gran vino para beber con barbacoas, por ejemplo) pero puede abrumar sabores más delicados. En esta época del año, pruebe los estilos más ligeros y menos completos de la Provenza y de otras partes del sur de Francia o de las regiones de Rioja y Navarra en España.
Mejores maridajes de comida: Platos probados y estilo ccedilal como ensalada Ni & ccediloise y alioli (verduras con mayonesa de ajo), atún a la parrilla, mezze

Tintos claros del Loira
Bueno, en realidad no es tan ligero si nos fijamos en la cosecha de 2005, pero en general los tintos del Loira, que se basan principalmente en la uva Cabernet Franc, son ligeros y fragantes, perfectos para servirlos frescos. Algunos ejemplos son Chinon, Bourgeuil y Saumur-Champigny.
Mejores maridajes de comida:
Salmón y atún braseados, pollo asado, cabra y queso # 039

Joven Pinot Noir
Hago hincapié en la juventud porque quieres esa fruta de frambuesa pura, intensa y brillante en lugar de las notas ligeramente funky que puedes obtener con Pinot (especialmente el rojo burdeos) que tiene un par de años de edad en botella. El lugar más confiable para encontrarlo actualmente es en la región de Marlborough de Nueva Zelanda. Chile, California y Oregón también tienen algunos Pinots afrutados y deliciosamente suaves, aunque, una vez más, fíjate en el alcohol y sírvelos ligeramente fríos.
Mejores partidos:
Pechugas de pato chamuscadas, ensaladas que incluyen frutos rojos frescos o secos o semillas de granada, salmón chamuscado o atún.

Si esta publicación le resultó útil y le gustó recibir los consejos de forma gratuita, tal vez estaría pensando en hacer una donación para cubrir los gastos de funcionamiento del sitio. Puede averiguar cómo hacerlo aquí o suscribirse a nuestro boletín regular, haga clic aquí.


12 vinos que los coleccionistas serios no quieren que sepas

Botellas increíbles que ahora se disfrutan y que envejecerán con gracia durante muchos años.

Vivir la vida del vino es divertido y sobre todo despreocupado, pero también hay un lado oscuro, donde los entusiastas apasionados se encuentran con los coleccionistas serios. En estos momentos, el vino puede volverse feo.

Diga usted y apórese en una barbacoa en el patio trasero, disfrutando de una copa de Accendo Cellars & apos ultra-rare Laurea red que un coleccionista con una gran bodega sirvió para usted. Todo es color de rosa. Pero cuando expresas el deseo de obtener una botella para ti, el coleccionista se pone rígido y se vuelve inexpresivo, & quot; ganaste & apostaron a poder conseguir esto & quot; y te ofrece la hamburguesa más pequeña a la parrilla.

Empiezas a preguntar a otras personas en la fiesta dónde comprar el vino, pero de repente todos tienen que volver con alguien en Slack. Bueno, solo espere hasta que los invite a su propia barbacoa y saque un caso de Laurea & # x2014 o Newtown, Goldeneye, Faust y Cornell, y tantos otros que no conocía hasta que encontró esta lista.

Es hora de estar al tanto. La mayoría de estas botellas son caras, algunas no son tan caras y todos son vinos increíbles que se disfrutan ahora y envejecerán con gracia en, sí, una gran bodega durante los próximos años. Aquí hay 12 vinos que los coleccionistas serios desearían que compraras.

2017 Kings Carey Wines Garnacha Sta. Condado de Rita Hills Santa Barbara ($ 34)

Si usted y un aposve tuvieron un trabajo de culto en Liquid Farm, James Sparks & apos day, sabrán que él y un aposs recibieron un regalo por elaborar Pinot Noir y Chardonnay completamente frescos y de frutas puras. En 2014, debutó con su propia etiqueta Kings Carey y le dio su toque Midas a las uvas Grenache de Spear Vineyards, un sitio de cultivo orgánico en Sta. Rita Hills AVA. El embotellado Sparks & apos Grenache se convertirá en un favorito instantáneo después del primer sorbo. Los coleccionistas lo atesoran porque es un placer beberlo & # x2014 debería costar el doble del precio. El 2017 está profundamente estratificado, mostrando un hermoso color rojo rubí lúcido, vibrante y brillante, y revelando notas de cereza brillante y hierbas silvestres trituradas quemadas, complementadas con granos de café tostados, ralladura de naranja y jugosas fresas silvestres recién recolectadas que conducen a un largo final mineral.

2017 Boich Family Cellar NVS Cabernet Sauvignon Napa Valley ($ 125)

El fundador John Boich ha acumulado una envidiosa cartera de vinos, disponibles a través de un modelo de asignación exclusiva, de algunos de los principales viñedos de Napa y aposs, como To Kalon, Beckstoffer Missouri Hopper y Beckstoffer Georges III. Su enólogo, Jeff Ames, no es ajeno a los fanáticos que ya coleccionan botellas de Tor y Rudius, sus otros conciertos. Este 2017 NVS ha enfrentado coleccionista contra coleccionista en una carrera para obtener una asignación. Si quedan botellas después de su lanzamiento oficial, se pondrán a disposición de las personas que no están en la lista, primero en llegar, primero en servirse, hasta que se agoten. Aromas de galletas y crema y licor de mora y cereza negra, con matices cr & # xE8me de cassis, grafito y flores púrpuras, es amplio y lleno de boca con taninos satinados de roble francés, tan integrados con tanta precisión que usted y debería ser prudente confundir esto con un primer crecimiento francés. .

2016 Newton Cabernet Sauvignon Spring Mountain District Napa Valley ($ 210)

Fundada en 1977 por Peter Newton y Su Hua, Newton es sin duda la joya de la corona de Napa & aposs Spring Mountain District. Algunos de los mejores enólogos de California & # x2014 & # x2014 Ric Forman, John Kongsgaard, Andy Erickson, Aaron Pott y Jean Hoefliger & # x2014 han elaborado estos vinos hoy, Alberto Bianchi está a la cabeza. Aunque la bodega y los terrenos sufrieron grandes pérdidas en el incendio de Glass, el director de la finca, Jean-Baptiste Rivail, ha dicho que los propietarios de Newton, LVMH, apoyan la restauración de la finca. Lo mejor de todo es que gran parte de la bodega y las cosechas anteriores están seguras en el almacenamiento a temperatura controlada en el suelo del valle. Y este Cabernet 2016, si puede conseguir alguno, ofrece una impresionante instantánea de por qué Newton Cabernet es un monumento de un vino que se encuentra hombro con hombro con lo mejor de lo mejor. Una floritura de moras y hierbas silvestres cultivadas en la montaña se destaca de la clase, evolucionando en el paladar, con capas de burley y taninos polvorientos de la montaña, menta seca y grafito triturado, especias de cedro y un final que dura hasta el siguiente sorbo.

2018 Goldeneye Diez grados Pinot Noir ($ 130)

Si esta bodega de Anderson Valley de 25 años aún no está en su radar, hay una buena razón. Aquellos que hacen el viaje a Goldeneye a través de sinuosas carreteras del norte de California, a menudo sin servicio celular, para recorrer los jardines de la finca prefieren mantenerlo en secreto. La enóloga Katey Larwood ha conquistado las cualidades rústicas, profundamente estructuradas y embriagadoras de Anderson Valley Pinot Noir con este embotellado de Ten Degrees. Las notas de frutas negras y azules encuentran notas rústicas terrosas subrayadas por una acidez viva y crujiente, lo que lleva a un florecimiento de flores silvestres y notas de hojas de té secas en un final largo y flexible, que culmina con estallidos de brandy de cereza y especias de cedro.

2018 Faust The Pact Cabernet Sauvignon Coombsville Napa Valley ($ 125)

Claro, $ 125 puede no parecer una ganga, pero considerando que el enólogo David Jelinek ha producido Harlan ($ 1,400 +) y Joseph Phelps ($ 220 +), es una ganga. El mejor lugar para disfrutarlo, por supuesto, es en la recientemente renovada Faust Haus en St. Helena (hogar de la antigua bodega St. Clement). En la copa, el Pacto 2018 revela un color rojo tinta, tinción de vidrio, con aromas de mora, frambuesa confitada y cereza roja. Elevadas notas florales de color púrpura emergen en el paladar texturizado y unido, desplegándose en ondas de frutos negros sobre taninos alargados, todo deslizándose hacia un final de chocolate negro salado. Es lógico ver por qué los fanáticos de Fausto quieren quedárselo todo para ellos. Consejo profesional: llame a la bodega y pida comprar botellas de la biblioteca de la cosecha 2011 porque es alucinante.

2018 Medlock Ames Fifty Tons Cabernet Sauvignon Alexander Valley Sonoma ($ 105)

Debe convertirse en miembro de Medlock Ames para obtener acceso a sus vinos exclusivos, que seguramente querrá disfrutar cuando reserve una experiencia Olive Grove en la bodega de Healdsburg ($ 50 por persona). Es así: te acurrucas debajo de un bosque de olivos con una canasta de picnic de quesos locales de Sonoma, embutidos, pan fresco, chocolates, aceitunas cultivadas en la finca y mermeladas de la bodega y jardines certificados orgánicamente & # x2014 y el miembro- exclusivo Fifty Tons Cabernet Sauvignon. Los fundadores Chris James y Ames Morison movieron 50 toneladas de roca para restaurar las terrazas del Cabernet que se adentra en este rojo de textura sedosa con frutos azules y negros. Toma nota: Jean Hoefliger de Alpha Omega comenzó a consultar con la cosecha 2019, lo que significa que estos vinos de pequeña producción volarán por la puerta incluso más rápido que antes.

2018 Las Jaras Wines Cabernet Sauvignon Sonoma Mountain ($ 70)

El genio de la comedia Eric Wareheim es un socio 50/50 en Las Jaras con el enólogo Joel Burt, y los fanáticos de Tim y Eric desde hace mucho tiempo compran estos vinos cada año que se lanzan. Ésa es la razón por la que Burt tiene un desafío para todos los amantes del vino & quot; serios & quot: por favor, intente conseguir una asignación, para que pueda ver lo maravillosos que son los vinos. Y teniendo en cuenta que Burt y Wareheim don & apost son dueños de una bodega y obtienen todas sus uvas (principalmente del condado de Mendocino), les da mucha flexibilidad para hacer cosas realmente interesantes, como contratar el 100% de un viñedo y exigirlo. cultivados según sus estrictos estándares. Burt se trata de una intervención mínima en estos días, con poca o ninguna adición de azufre. Y tiene habilidades locas, como se ve en un vino & quot; picante, raro y loco & quot como Superbloom (un vino rosado carbónico elaborado con siete uvas diferentes) o este fresco y estructurado 100% Cabernet Sauvignon de Sonoma Mountain & # x2014, un retroceso a la baja. alcohol, vinos más sobrios de California y un pasado de aposs. Con amplias notas de frutas rojas y negras, tierra rica torneada, chocolate negro y embriagadores flores moradas.

2018 CIRQ Russian River Valley Pinot Noir ($ 150)

Conozca a cualquiera que haya logrado obtener una asignación de vinos Michael Browne & aposs CIRQ, y estarán felices de compartir una botella. Pero pregunte cómo entrar en la lista y probablemente le distraerán: "¡Oh, mira, una familia de codornices!". Browne es, por supuesto, los Michael Browne de la fama de Kosta Browne, y CIRQ es su segundo acto, junto con el recién lanzado CHEV (un vino regional de amplio rango que también vale la pena buscar). Ambas etiquetas, fabricadas en pequeñas cantidades, se ubicarán en la nueva propiedad de Browne & aposs en el corazón del valle del río Ruso, cuya inauguración está programada para este año. ¡Inscríbete en la lista! Mientras tanto, su recién publicado Rocas Pinot El libro está disponible en Audible (con William Shatner haciendo la narración). Solo se fabricaron 950 cajas de este Russian River Pinot 2018, que ofrece aromas elevados de cereza confitada, y un paseo por densos bosques de secuoyas después de una lluvia ligera, violetas, trufas negras y jugosas frambuesas negras, naranjas sanguinas y cedros que llenan la boca. y especias de pino.

2016 Lang & Reed Two-Fourteen Cabernet Franc Napa Valley ($ 85)

Al enólogo John Skupny le gusta decirle a la gente que puede y que puede cultivar un tomate para salvar su vida. Yo & aposmo llamando BS sobre eso. Sin embargo, el trasplante del Medio Oeste seguro que puede trabajar en un viñedo. Skupny nació en Detroit y su padre trabajaba para Ford, lo que significó que la familia se mudó mucho en su juventud. Encontró su pie en la escena de los restaurantes de mantel blanco de Kansas City en la década de 1970, donde todas las noches las mesas se tiñeron con los mejores vinos franceses y californianos. Mordido por el gusano del vino, finalmente aterrizó en Napa con su esposa Tracey. Después de trabajar con una serie de íconos, desde Bob Trinchero y Chuck Wagner hasta Francis Ford Coppola, en 1996 debutó Lang & amp Reed con un enfoque exclusivo en Cabernet Franc. "Ayudé a mucha gente a hacer y vender Napa Cabernet Sauvignon de alta gama", dice Skupny. "Desconfiaba de tomarnos a nosotros mismos demasiado en serio, y el Cabernet Franc es más sensato". Aún así, sus Cabernet Francs son bastante serios y, increíblemente, envejecen como un fino rojo Borgoña. Esta es la décima cosecha de Two-Fourteen, y qué belleza. Frutos rojos intensos y jugosos, con notas terrosas profundas, sobre un núcleo de elegante acidez y taninos plumosos, lo que lo convierte en una maravillosa adición a casi cualquier comida. & # XA0 & # xA0 & # xA0 & # xA0 & # xA0 & # xA0

2017 Crescere Pinot Noir Platt Vineyard Sonoma Coast ($ 120)

Platt Vineyard, plantado en 2003, se encuentra a cinco millas del Océano Pacífico en Sonoma y durante mucho tiempo ha sido una fuente de uvas de clase mundial para productores icónicos como Ramey, Littorai y Red Car. Cuando el fundador de Crescere, Joe Reynoso, consiguió algunas toneladas, supo exactamente qué hacer. Este inteligente hijo de un trabajador migrante mexicano de la Costa Central contrató a Philippe Melka cuando lanzó su sello en 2016. Este es solo el segundo lanzamiento, y habla de una absoluta maravilla. De una botella marcadamente pesada sale un sorprendente, casi translúcido color rubí, y embriagadores aromas de clavo y naranja sanguina, especias de canela y cereza bing jugosa, ralladura de pomelo y taninos finos y plumosos en un final largo y prolongado. & quot; Tipicidad varietal, especificidad del sitio, pureza de la fruta y gran textura con energía & quot; es lo que Reynoso dice que debe esperar de sus vinos. Este Pinot lo demuestra. Además, solo se produjeron 45 cajas.

2016 Cornell Vineyards Cabernet Sauvignon Fountaingrove District Sonoma County ($ 500 / paquete de 3)

Cuando Henry Cornell pisó por primera vez la propiedad en la cima de las montañas Mayacamas, justo al oeste del distrito Spring Mountain, en el sitio que ahora es Cornell Vineyards, es posible que no supiera que le propondría matrimonio a su esposa, Vanessa, debajo de un hermoso paisaje. roble. Pero sí sabía que para hacer el mejor vino de su trozo de montaña, necesitaría uno de los mejores enólogos del mundo y uno de los mejores enólogos. Esa es una de las razones por las que los Cornell recurrieron a una leyenda: Francoise Peschon, de la fama de Araujo Estate. El pequeño equipo de trabajadores vitivinícolas de Peschon & aposs vive en la propiedad a tiempo completo, lo cual es una rareza, pero también muestra que los Cornell entienden que los compromisos a largo plazo con la tierra y la comunidad son esenciales para el éxito. Y los resultados de su arduo trabajo son evidentes en cualquiera de sus vinos, pero este 2016 es un verdadero destaque. Vivo y con capas de pimienta negra molida, cereza negra, mora y arándano, texturas sedosas, taninos de cedro francés de grano fino e increíblemente fresco. Regístrese en la lista de correo, comuníquese con la bodega y conozca a los Cornell y dos de las personas más intrigantes que jamás hayan establecido una tienda en la región del vino. Si tiene dificultades para obtener el & apos16, busque el & apos17 Cabernet en tiendas minoristas selectas.


PRIMAVERA 2021 NUEVOS VINOS DISTINTIVOS DE RIDGE Y TABLAS CREEK


Los nuevos lanzamientos de Ridge son siempre un placer. Año tras año, Ridge produce vinos magníficos, equilibrados y amigables con la comida que se pueden consumir jóvenes y también pueden envejecer sin esfuerzo durante años. Cuando se trata de Ridge, es fácil dejarse llevar. Ridge se fundó en 1885 y su historia moderna se remonta a 1960. Fue a finales de la década de 1960 cuando me familiaricé con los vinos de Ridge y reconocí que eran muy especiales. Durante más de 50 años los he comprado, bebido y guardado. Los vinos Ridge en mi bodega de hoy se remontan a la década de 1960. Bebo los vinos a menudo y honestamente puedo decir que nunca he tenido una mala botella de Ridge. Pero he disfrutado de más botellas excelentes de las que podría recordar. Esta es una combinación extraordinaria. Y lo que sí sé es que Ridge es una bodega estadounidense única con una cartera de vinos de clase mundial que son consistentemente excelentes. Los vinos se elaboran de forma tradicional sin ningún tipo de manipulación ni aditivos y todos los ingredientes de los vinos se muestran en la etiqueta. Sin lugar a dudas, Ridge es el verdadero negocio.
Esto muy buen se resume. Si no conoce Ridge, no sabe lo que se está perdiendo. Por lo tanto, le aconsejaría que sea mejor tarde que nunca. Ahora es el momento de empezar. No se pierda estos nuevos lanzamientos que incluyen lo que puede ser el mejor Estate Chardonnay de todos los tiempos, dos excelentes Zinfandels de Paso Robles y East Bench en Sonoma, y ​​un magnífico Monte Bello 2018.

2019 Ridge Estate Chardonnay
Me encanta este Chardonnay que combina sabor y profundidad con un gran equilibrio y delicadeza. El color es amarillo claro y el vino tiene un gran perfume con un tinte exótico y notas de manzana verde y cítricos. En boca tiene una fruta deliciosa con toques de melocotón y cítricos con un matiz floral y un final largo y persistente. Plus excepcional. $55

Banco Ridge East 2019 Zinfandel
Este es el mejor East Bench Zinfandel que recuerdo haber probado. Es de color rubí oscuro con una encantadora especia floral y un perfume de cereza negra. Muy elegante, flexible, exuberante y sensual en el paladar con sabores de frutas de cereza con matices especiados acentuados por un matiz floral, este es un Zinfandel realmente armonioso y delicioso - Plus excepcional. $ 32

2019 Ridge Geyserville
Siempre uno de mis vinos Ridge favoritos este 2019 Geyserville está elaborado con 71% Zinfandel, 19% Carignane, 7% Petite Sirah y 3% Alicante Bouschet. Es de color muy oscuro con un encantador perfume con tintes exóticos con matices florales y morados. En boca, la hermosa fruta es muy compleja con capas de frutas negras teñidas de matices florales especiados. Mostrando un gran equilibrio y sabor, este es un impresionante Geyserville que puede ser el más elegante y sensual de todas las grandes cosechas pasadas de Geyserville. Extraordinario. $45

2018 Ridge Paso Robles Zinfandel
Este Zinfandel 100% es un verdadero tour de force y es un ejemplo de libro de texto del gran Zinfandel. De color muy oscuro con un profundo perfume de ciruela exótica, el vino tiene una gran intensidad y profundidad con capas de sabores de frutas negras muy puras que muestran un tinte exótico. Exuberante, redondo y sensual, este es el mejor vino que he tenido de este viñedo y uno de los mejores Zinfandels que uno podría esperar beber. Genial para beber ahora o en la bodega y disfrutar durante una década o más. Extraordinario. $35

2018 Ridge Monte Bello
¡Guau! En la larga historia de Monte Bello, este vino es uno de los mejores y eso dice mucho. Elaborado con 78% Cabernet Sauvignon, 21% Merlot y 1% Petite Verdot. El color es muy oscuro y el impresionante perfume teñido de cassis tiene matices florales exóticos. En boca hay una gran intensidad de cassis y fruta de mora con toques de cedro y especias y con un equilibrio impecable el final es interminable. Y a pesar de lo delicioso que es este vino ahora, envejecerá con gracia y se desarrollará durante las próximas décadas. Plus extraordinario. $ 135


VIÑEDO TABLAS CREEK



Los lanzamientos de primavera de 2021 de Tablas Creek Vineyard incluyen la última cosecha de sus dos rosados ​​(el Patelin de Tablas Rosé con base en Garnacha y el Dianthus con base en Mourvedre), dos blancos varietales en estilos contrastantes (el picante y cítrico Vermentino 2020 y el rico 2019 Roussanne) y las añadas más recientes de dos mezclas rojas al estilo del Ródano: el Patelin de Tablas 2019 basado en Syrah y el Côtes de Tablas 2019 basado en Grenache. Todos los vinos, excepto los dos vinos Patelin de Tablas (que provienen de otros viñedos especializados en Paso Robles Rhône, la mayoría plantados con esquejes del vivero de Tablas Creek) se cultivan íntegramente en la finca de Tablas Creek, el primer viñedo del mundo en recibir Regenerative Organic Certificación en agosto de 2020.

Y, como de costumbre, los vinos son impresionantes en todos los ámbitos que representan Rosé en dos estilos diferentes, vinos blancos en dos estilos claramente diferentes y dos vinos tintos que son distintivos y realmente encantadores. Y desde el punto de vista del consumidor, los valores aquí son realmente extraordinarios. Con precios en un rango de $ 25 a $ 40, este es un grupo de vinos que representan los tres tipos diferentes de vinos a precios insuperables.

2020 Tablas Creek Vineyard Patelin de Tablas Rosé
Con un color dorado ámbar pálido, este rosado tiene un encantador perfume floral con toques de melocotón y cítricos. Muy elegante pero también muy sabroso con melocotón con tintes florales y cítricos, el vino tiene una frescura subyacente equilibrada y un final muy agradable. Plus excepcional. $ 25,00

2020 Tablas Creek Vineyard Dianthus
Cada año, Dianthus es siempre uno de los mejores rosados. Este 2020 no es una excepción. Con un color rojizo muy claro que muestra una tonalidad dorada, tiene un encantador perfume con tintes florales de cereza. En boca, la fruta de cereza con tintes florales es muy evidente y el vino muestra un gran equilibrio, estilo y finura con una agradable frescura subyacente y un final de larga duración. Este es un Rosé realmente impresionante. Extraordinario. $30.00

2020 Tablas Creek Vineyard Vermentino
Me encanta Vermentino por su fruta brillante y crujiente que lo convierte en un acompañamiento perfecto con alimentos más ligeros y especialmente verduras. De color amarillo pálido, este vino tiene un encantador perfume floral con toques de melocotón blanco y cítricos. Muy elegante pero brillante y fresco con matices cítricos florales, este es un vino muy distintivo. Plus excepcional. $27.00

2019 Tablas Creek Vineyard Roussanne
Amo a Rousanne por su sabor, riqueza y complejidad. Este es un gran ejemplo. Con un color oro amarillo muy claro, el vino tiene un encantador perfume floral con matices minerales y un leve matiz exótico. En boca, el vino muestra una gran fruta exuberante con matices ligeramente exóticos y un fondo cítrico floral. Aunque delicioso ahora, este vino evolucionará con gracia durante muchos años en el futuro. Extraordinario. $40.00

2019 Tablas Creek Vineyard Patelin de Tablas
De color oscuro con un profundo perfume de cereza que muestra un leve matiz floral exótico, este vino se transmite en el paladar con capas de frutas con notas florales especiadas en un estilo exuberante, elegante y redondeado. Este es un vino realmente delicioso que tiene una gran relación calidad-precio. Plus excepcional. $25.00

2019 Tablas Creek Vineyard Côtes de Tablas
De color oscuro con un encantador perfume de moras y cerezas que muestra matices de especias florales, este vino tiene una deliciosa fruta de moras y cerezas suaves con ligeros matices de especias y es flexible, exuberante y sabroso con un gran equilibrio y un final largo. Se trata de un tourde force muy estilístico y delicioso que también tiene un gran valor. Extraordinario. $35.00


Su nuevo vino blanco para beber en primavera

Si le encanta el vino blanco, probablemente haya encontrado a los sospechosos habituales de Chardonnay, Sauvignon Blanc o Pinot Grigio en su copa más de una vez. Por mucho que amemos estas variedades, estamos llenando nuestros vasos con algo un poco menos conocido (¡e igualmente sabroso!) Esta primavera. Es floral, es refrescante y, sobre todo, es realmente delicioso. ¿Alguna conjetura?

Si apostaste por Viognier, acertarás en el clavo. Esta aromática uva blanca es mejor conocida por sus vinos jugosos, de cuerpo medio a completo que prometen complacer a una variedad de amantes del vino. Para aquellos que no están tan familiarizados con la variedad, no temas: lo cubrimos justo a tiempo para el Día Internacional del Viognier (30 de abril).

Primero, algunos datos breves: aunque los orígenes de Viognier son un poco desconocidos, la mayoría de los viticultores están de acuerdo en que la uva probablemente tiene sus orígenes en Croacia, desde donde los romanos la llevaron al valle del Ródano en Francia. La uva estaba al borde de la extinción hace solo 50 años, pero un aumento en la popularidad del consumidor hizo que aumentara el número de plantaciones. Genéticamente hablando, Viognier está estrechamente relacionado con dos de las uvas tintas más comunes de Piamonte, Freisa y Nebbiolo.

Hoy, Viognier se ha hecho un nombre por sí mismo, a pesar de sus orígenes humildes. Es la única variedad de uva utilizada en los prestigiosos vinos blancos de las denominaciones francesas Condrieu y Château-Grillet, y está ampliamente incluida en las mezclas de vinos blancos del sur de Francia. Fuera de Europa, la uva se cultiva en América del Norte y del Sur, África, Nueva Zelanda y Australia, esta última de cuyas expresiones no debe pasarse por alto.

Lo que nos lleva a Yalumba, la finca familiar más antigua de Australia. La bodega fue fundada en 1849 y es mejor conocida por su enfoque progresista y con visión de futuro tanto en el viñedo como en la bodega. Yalumba’s wines are produced at the hands of its fiercely talented chief winemaker, Louisa Rose, with grapes from the Barossa and Eden Valleys, as well as the Coonawarra and Wrattonbully regions of South Australia.

Yalumba’s wines are produced at the hands of its fiercely talented chief winemaker, Louisa Rose.

Yalumba has been following its own sustainable viticulture program in the vineyards, which it first introduced over 25 years ago. Native yeast fermentations turn the grape juice into wine, and biodiversity in the vineyards is actively encouraged, as the estate believes this fosters the growth of healthier, higher-quality fruit. As the estate tells Winebow Imports, which represents it in the U.S., “For every hectare of vineyard we own, we have at least one hectare of native vegetation.” All of Yalumba’s wines have been 100 percent vegan since the 2012 vintage.

Winemaker Louisa Rose tells VinePair that Yalumba first planted Viognier back in 1980, at a time when there was hardly any to be found across the globe. “The inspiration came from wanting to look at alternative varieties from around the world, which might be suited to our lifestyles, culture, and foods,” she explains, highlighting Yalumba’s on-site propagation nursery, which allowed (and still allows) for the study of new varieties through small, experimental vineyard plantings.

“At the time, Viognier was such an unknown variety that we didn’t have any particular expectations — it was over the following years as we experimented and learned about the variety that we came to love it,” she says. “Today, we love its flavor, versatility, and the fact that it goes so well with so many cuisines and foods.”

At VinePair, we find that Viognier wines’ rich, medium- to full-bodied palates are generally loaded with flavors of stone fruit, honeysuckle, and sweet citrus, which are often accompanied by creamy hints of vanilla after oak aging. The lush flavor profile and relatively low acidity in Viognier make it soft and juicy on the palate, rendering it the perfect match to a variety of springtime food favorites. So what makes an Aussie expression different?

The lush flavor profile and relatively low acidity in Viognier make it soft and juicy on the palate, and perfect for food pairing.

Rose notes that Eden Valley Viognier expresses lots of stone fruit characters, ginger, white pepper, and some white flowers. “The Yalumba style is to [create] wines with the richness of flavor that the variety has, but to respect the low acidity and natural tannins of the grape that result in wines with freshness, structure, and length,” she says. Yalumba currently makes four expressions of Viognier, all of which are fermented with natural yeasts and stay on the lees before blending and bottling. Rose explains the differences here:

Yalumba The Virgilius Viognier

One hundred percent fermented and aged in mature French oak barrels. From our oldest Eden Valley vineyards (1980s), this is a barrel selection wine made about 10 months after harvest. The style is reserved and sophisticated, and the wine will open up and take the drinker on a journey as it evolves in the glass (or in the cellar). It is often compared to a red wine in the way that it behaves and the food and experiences that it pairs with.
(SRP $48.99)

Yalumba Samuel’s Collection Eden Valley Viognier

Fruit for this wine comes from all of our Eden Valley vineyards. About half of this wine is fermented in mature oak, while the other half is vinified in stainless-steel tanks. Like The Virgilius, it spends about 10 months on lees before blending and bottling. This wine is always open and expressive, showing lots of apricot and other Viognier flavors.
(SRP: $20.99)

Yalumba Y Series Viognier

This wine is made from vineyards from different regions in South Australia, where the range of Viognier’s flavors and characters really come together. This wine is fermented and aged for three to four months in stainless steel tanks, where the freshness and vibrancy of the variety are maintained.
(SRP: $12.99)

Yalumba Organic Viognier

This expression is made from organically certified vineyards from different regions in South Australia. It is produced very similarly to the Y Series wine, although with strictly organically grown grapes (not that our “normal” winemaking is that much different, but the organic viticultural processes are subject to auditing as they are certified).
(SRP: $18.99)

As both Rose and VinePair agree, Viognier could possibly be the best gateway white for skeptical red wine drinkers. “Viognier is like a red wine without the red,” Rose says, dubbing the wines flavorful, textured, food-friendly, and delicious. “Viognier appeals to many people: those who enjoy white wines, and often those who consider themselves red wine drinkers only,” she says, citing the grape as “particularly appealing” to those who enjoy experimenting with food, whether in their own kitchens or out at restaurants. Some of Rose’s recommended pairings include poached lobster, spicy crab rolls, pad thai, chicken tagine, barbecued pork spare ribs, ratatouille, roasted cauliflower, baba ganoush, fresh gnocchi, and more.

For a go-to spring white that promises to please a variety of palates and pair well with a plethora of foods, look no further than Yalumba Viognier, available nationwide.


Mandarin Mimosa Recipe

We’ve partnered with Mongibello Juice to bring you this delicious Mandarin Mimosa recipe. If you’re looking for new brunch ideas, this citrusy cocktail is perfect. For a refreshing treat, make a pitcher and sip it poolside. The recipe is simple, with a twist on the classic mimosa. It’ll keep you running back for refills!

Mongibello’s juice, made from 100% fresh squeezed Italian mandarins, pairs perfectly with a dry Sparkling Wine. We used Antica Terra Millesimato*, a handcrafted Sparkling Italian wine from our Cellar Collection.

Recipe makes about 6 mimosas.

Ingredientes:

Instrucciones:

The key to making the perfect and refreshing mimosa is to make sure all ingredients are chilled (including your flutes). We recommend chilling your glasses in the freezer for 15 minutes before making your mimosas. This will give your drink a crisp finish!

Fill your chilled flute halfway with a dry Sparkling Wine (we recommend Cava or Prosecco).

Next, top off your glass with Mongibello’s Mandarin Juice. Using a fresh squeezed juice, similar to this one, gives your mimosa a lighter and more delicate flavor.

Mandarin Mimosa Tasting Notes

Serving tip: Make your mimosas one by one if you can (instead of pre-mixing in a pitcher). This maintains the carbonation for a fresh, bubbly drink.

In this recipe, we used Antica Terra Millesimato*, a Cellar Collection Sparkling Wine.

Wine tasting notes: A Sparkling Wine that is robust in its body and made from a crisp champagne grape blend. This wine is generous and well-structured on the palate.

*Call your local wine store for wine availability and recommendations for alternative options. Other wines we suggest to try for this recipe are:

This fun recipe is a must-try for summer. Whether you’re sipping a Mandarin Mimosa by the pool or making a pitcher of cocktails for brunch, it’s a refreshing treat in the summer heat. Even better, you can now shop online 24/7 and enjoy every day deals on our variety of handcrafted Sparkling Wines!

Making this recipe? Be sure to tag us in your wine photos on social media @thewinecellargroup and use #TheWineCellarGroup for a chance to be featured on our page!

Love what you see? Stay tuned for more cocktail recipes, creative DIYs, and more! Leave a comment below to let us know what you think. Don’t forget to sign up for our wine newsletter to get updates and exclusive savings!


WINE TALK A Spring Cleaning Sale for the Cellar

THE restaurant at the American Hotel here is not a bistro. The chef does not routinely toss unused wines into the coq au vin.

They do that in France, of course. In Italy, too. And, if truth be told, in plenty of good restaurants in this country as well.

But what of all the really good bottles of wine that for some reason lie forgotten in restaurant wine cellars? There are wines a few years past their prime there are wines that are out of style. And yes, there are ''in'' wines and wines that are, well, ''out.'' And then again there are wines that people simply know little about. What does one do with them?

Ted Conklin, who owns the American Hotel in this Long Island village, and presides over its astonishing 40,000-bottle wine cellar, has come up with a solution. It may not be suitable for someone with only a modest cache of wine, but it works for him. And it may also work just fine for East End wine enthusiasts with a few dollars to spare. (I use 'ɺ few dollars'' advisedly.)

What Mr. Conklin has done is to assemble what he calls 'ɺ random list of bin-end bottles saved over many years'' and is offering them to his customers at what he deems reasonable prices.

It's a variation on an old theme. Some years ago, when Peter Kriendler was still ruling the roost at the '✡'' Club, he decided that the wine cellar was overstocked with aging claret and that he had to unload some of it. Mr. Kriendler was a forceful six-footer. Prowling the dining room, he would thrust a not-too-helpful wine list under the noses of his well-heeled regulars. ''Take a chance,'' heɽ growl at the intimidated gentry, 'ɺ hundred bucks a bottle, no substitutions, no returns.'' He moved a lot of old wine that way.

Louis Daniel had another approach. He ran a place called Le Chambertin on West 46th Street. For a modest West Side place in the theater district, the cellar was remarkable. About once a year, Mr. Daniel would cull some old-timers from his collection, usually Bordeaux, and offer them to his customers at bargain prices. In the 1970's, he would put together a dinner for four, with two well-known Bordeaux, usually from the 1950's, for $125. For the whole works.

But back to Sag Harbor. Hedging his bets, Mr. Conklin said of his offerings: ''Sometimes patience or intellect must be called upon to enjoy them.'' But he hastened to add, ''They are almost always more than drinkable.'' Indeed, they usually provide the seasoned connoisseur -- that is to say, the wine geek -- a unique experience. A bit more restrained than Mr. Kriendler, Mr. Conklin added: ''I cannot speak to the quality of some of these one-off examples, but the bottles were stored well and should surprise, challenge and satisfy.''

There are 24 wines offered at the American Hotel at prices from $45 to $140. The 11 reds are all California cabernet sauvignons and merlots, 10 of them from the Napa Valley. Duckhorn Vineyards accounts for six, including merlots from 1986 ($140), 1989 ($90), 1990 ($100) and 1991 ($135). Other reds include a 1977 cabernet from Sterling Vineyards at $80 and a 1986 merlot from Inglenook at $85.

Five whites are California chardonnays ranging in age from a 1991 Rasmussen to a 1994 Raymond, both from the Napa Valley. Others are from Hess, Talbot and Qupé and are $60 to $85. More interesting, to me, anyway, are the two white Burgundies and six Alsatian wines. I might be a little nervous investing $70 in a 1988 Clos de Vougeot blanc less so spending $90 for a 1993 Puligny-Montrachet from the Domaine LeFlaive, one of the best white wine producers in Burgundy.

Qué cocinar ahora mismo

Sam Sifton tiene sugerencias de menú para los próximos días. Hay miles de ideas sobre qué cocinar esperándote en New York Times Cooking.

    • No se pierda los increíbles fideos soba de Yotam Ottolenghi con caldo de jengibre y jengibre crujiente. para hongos es una delicia, y combina muy bien con pargo frito con salsa criolla.
    • Pruebe la pizza de ensalada de Ali Slagle con frijoles blancos, rúcula y pimientos en escabeche, inspirada en un clásico de California Pizza Kitchen.
    • La versión moderna de Alexa Weibel de la ensalada de macarrones, animada con limón y hierbas, combina muy bien con pollo frito al horno.
    • Una cucharada de burrata hace el trabajo pesado en la sencilla receta de Sarah Copeland para espaguetis con aceite de ajo y chile.

    Alsatian wines are probably the last great bargains in the world of truly fine wines. Accordingly, I would not hesitate, assuming I had saved my pennies, to drop $100 for a 1984 Tokay Clos St.-Urbain from Zind-Humbrecht or a 1987 Riesling Rangen from the same producer. In fact, if I could lure my favorite Alsatian, André Soltner, ex of Lutèce, out there one of these days, Iɽ go halfies on that one with him. Maybe on both of them.

    Two old-vines pinot auxerrois from Josmeyer, a 1985 and a 1989, are bargains at $55 and $45, as is a 1990 gewürztraminer from Hugel for $65.

    (By the way, Zind-Humbrecht and Josmeyer are estates, or producers. Tokay, riesling, pinot auxerrois and gewürztraminer are grape varieties tokay is also known as pinot gris. Rangen and the Clos St.-Urbain are vineyards, with the latter owned by Zind-Humbrecht.)

    Of course, there are other ways of dealing with an oversupply of wine. Some restaurateurs press them on catered parties, some try to sell less expensive excess wines by the glass. Others use psychology: a captain will whisper in a customer's ear: ''I have something in the cellar that only a connoisseur like yourself would appreciate -- and at a very good price.'' Or a wine that is still on the wine list but hasn't been selling will be moved up on the list and its price increased.

    ''No one wants to buy the cheapest bottle on the list,'' a sommelier once told me. ''So we increase the price and place it more prominently on the list. Usually, it will be gone in a couple of weeks.''

    Strict liquor laws allow restaurants little room to maneuver. But distributors have been known to take wine off a restaurateur's hands to make room for newer items. And in rare instances, wines have been known to move informally from someone who doesn't need them to someone who does.


    Vineyard Management

    Viticulturalists and winemakers rejoice when the weather turns warm.

    “Spring is my favorite time of year,” says Emily Faulconer, agricultural engineer and chief winemaker for Viña Carmen in Chile. “Sunny days, the Andes covered in snow, the start of new life. Pleasant weather, the cover crops growing, butterflies. I simply love it.”

    Come spring, Faulconer and her team tackle planning and maintenance projects in the vineyard like planting cover crops, removing extraneous shoots and lifting new vine growth.

    “At our Alto Jahuel estate, we plant cover crops between rows and apply hummus and mulch directly on the vines,” she says. She plants native flora as cover crops because it’s familiar to the local fauna. They have evolved into a symbiotic, living ecosystem. “It is impossible to achieve the expression of the terroir if there is no life in the vineyard,” she says.

    As temperatures increase, tiny leaves, tendrils and miniature flower clusters burst through the buds on the vines / Getty

    Ntsiki Biyela, the owner/winemaker of Aslina Wines in South Africa, also ramps up vineyard management the spring. Since Ntsiki’s vineyards are certified by the Integrated Production of Wine (IPW), a voluntary environmental sustainability scheme, she takes extra care to set up corridors of local fynbos and succulents between vineyards. This creates natural habitats that attract beneficial insects.

    The laborious task of desuckering also begins in earnest. To remove unwanted shoots that pull water, energy and nutrients from developing fruit may sound familiar to tomato gardeners who pluck small suckers between plant stems and branches.

    “Spring is my favorite time of year. Sunny days, the Andes covered in snow, the start of new life… I simply love it.” -Emily Faulconer, Viña Carmen

    Toward the end of spring, shoot growth becomes unwieldy. Vines meant for trellises are lifted off the ground with moveable wire and set into an upright position. Trellis systems have multiple benefits. They lift heavy fruit off the ground, maximize sun exposure and airflow, and make maintenance passes and harvesting easier.

    If vines need to be replanted, whether from disease, old age or changing varieties, growers do so in the spring.


    FROM THE FIELD’S WINE COLUMNIST

    We’re back in bloody lockdown again – at the time of writing – and I can’t imagine that many readers bothered with Dry January. Oh, and hands up those who have foresworn vino for Lent? Hmmm, just as I thought: nobody. Not this year of all years.

    I’ve certainly been hoovering through the hooch, ably assisted by Mrs Ray, who’s nothing if not a team player and never backward in coming forward, glass in hand, whenever she hears the merest squeak of a corkscrew. Indeed, so successful have we been in slaking our thirsts that the cobwebbed cupboard under the stairs – aka The Cellar – is pretty much bare and needs an urgent restock. I’m sure you’re in the same boat.

    The perfect time, then, for this cracking offer from Private Cellar, our partners in The Field Wine Club. We were delighted with our inaugural offer in December and I have every confidence that this springtime selection – carefully chosen by me and PC’s marketing director, Laura Taylor – will be just as well received.

    Jonathan Ray
    Field Wine Columnist


    What Happens in a Winery in Spring

    To the joy of Californians, spring is here on the West Coast! After months of intense rains, it’s getting green across the vineyards that blanket California, and worker bees are outside and humming. (To everyone still battling the arctic winds of the Midwest and Northeast, I’m sorry. Move West.)

    In the wineries that neighbor those vineyards, a different type of worker bee is humming along excitedly. While the outdoors (and daylight that lasts through Happy Hour) get all the attention this season, work doesn’t stop in the cellar as the focus shifts outside. Instead, winemakers and cellar rats get ready for even longer days and the overtime hours of harvest, by finishing up last year’s harvest.

    While fermentation and the loud, exciting parts of winemaking ended in the fall, most 2016s aren’t finished yet. As the vines outside hibernated, the 2016 vintage was indoors developing, going through quiet changes like malolactic fermentation and oak aging, which give wines their complex flavors and creamy mouthfeel. Basically, those wines spent the winter becoming delicious.

    36 obsequios y artilugios para quien ama las bebidas

    With the start of spring, most rosé and white wines are ready for their debuts, which means it’s time for winemakers to blend, filter, and bottle. These three tasks not only get great vino closer to us, but they open up space in the winery for this year’s juice.

    Blending is the first challenge for winemakers putting together rosé and white wines in the new year. Sometimes, a blend of grapes is fermented together, but often the final blend of a wine is determined after all the wines have finished fermenting separately, and spent a few months mellowing out in tank or barrel. Depending on the winery’s goals — to produce a patio pounder or an austere if thought-provoking wine — winemakers assemble a team of tasters and several prospective blends. After many rounds of tasting, the wines are combined in their final percentages in a huge tank.

    Because blending involves transferring wines from one container — a barrel, or tank — to another, which shakes up the wine, the blends need time to settle. Settling time lets any sediment fall to the bottom of the tank, and after about a week they’re ready for the next spring activity: filtering.

    Filtering is exactly what it sounds like, but a winery’s filtration system is a lot more complicated than your coffee maker. Usually, wineries use a sterile filter, which looks like a giant accordion and is filled with removable cardboard filter boxes. Winemakers pump the wine through this filter to remove the tiniest bits of sediment floating in the wine, down to bacteria-sized pieces that can eventually cause strange aromas or flavors in the wine. Filtering isn’t done in every winery, but it helps allow large-production wines to taste similar year in and year out, and it helps prevent spoilage, which is crucial for wineries at any size.

    Once wines are filtered, they’re ready to be bottled and shipped away, either to distributors or directly to thirsty consumers. At large wineries, bottling is done in-house, but smaller wineries often bring in a bottling service or ship their wines in tanker trucks to be bottled off-site.

    While blending and bottling aren’t particularly exciting, they serve a crucial purpose in the winery — making room for new wines! All of these processes clear up space in barrels and small tanks so they can be cleaned, prepped, and made ready for the upcoming harvest. The processes start six months in advance in case barrels or tanks need to be replaced or moved, which takes a lot of coordination and time when you’re dealing with 10,000-gallon tanks and/or hundreds of barrels.

    Inside or outside, spring is a busy season in the wine business and the best part is spring activities bring lots of wines directly to you. Let’s drink to that.


    Ver el vídeo: Σαν την Χαλκιδική δεν έχει! Ελάτε να επισκεφτούμε το οινοποιείο Κλαούντια Παπαγιάννη! (Junio 2022).