Recetas de cócteles, licores y bares locales

El presidente Obama es abucheado por gustarle las mentas finas

El presidente Obama es abucheado por gustarle las mentas finas



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Ayer, el presidente Obama asistió a un evento de campaña en Cincinnati, Ohio, y naturalmente llamó a una joven con una aparentemente "pregunta urgente". ¿Esa pregunta política contundente? "¿Cuál es tu galleta Girl Scout favorita?"

Naturalmente, Obama eligió la siempre popular galleta Thin Mint (porque es como helado de menta con chispas de chocolate en una galleta y obviamente es deliciosa en batidos y helados).

"Esta es una de las preguntas más difíciles", dijo Obama. "Debo decir que soy bastante aficionado a esas [galletas] de menta". Pero, por supuesto, los amantes de Samoa no estaban contentos con esa respuesta y algunas personas incluso abuchearon al presidente.

"No quise crear controversia allí. ¿Escuchaste que alguien estaba abucheando?" dijo el presidente. Aún así, Obama mantuvo su respuesta. "La mantequilla de maní también es bastante buena, pero voy con la menta", dijo. ¿Quién diría que las cookies eran tan controvertidas? Nos preguntamos qué piensa de esas barras de chocolate (y si están aprobadas por Michelle).


5 alimentos que Thomas Jefferson introdujo o popularizó en Estados Unidos

Si aún no se ha tomado un momento para apreciar a Thomas Jefferson (¡su cumpleaños es hoy!), Debería hacerlo. Quiero decir, sí, hizo muchas cosas maravillosas por nuestro país, incluida la Declaración de Independencia, el lanzamiento de la Expedición Lewis y Clark y la compra de Luisiana. Pero si eres fanático de los macarrones con queso, los helados o las papas fritas, deberías De Verdad Sea agradecido: Aparentemente, un gran amante de los carbohidratos, Jefferson introdujo todas estas deliciosas golosinas en Estados Unidos.

1. Helado

A pesar de un rumor de larga data, Thomas Jefferson no inventar helado. Ni siquiera cerca: de una forma u otra, ha existido desde al menos el año 200 a.C., cuando la gente comía una mezcla de leche y arroz que se había congelado en la nieve.

Pero si eres estadounidense y te encanta un tazón de chispas de chocolate con menta o un cono de waffle relleno con Rocky Road, probablemente hacer Tengo que agradecerle a Jefferson: su obsesión por el sabroso manjar es lo que lo hizo popular en los Estados Unidos.

Se cree que Jefferson se encontró con el helado por primera vez durante su estadía en Francia de 1784 a 1789. Cuando regresó a casa, trajo recetas y un congelador de helados para asegurarse de poder disfrutarlo por el resto de su vida.

Como presidente, sirvió helados en cenas formales en al menos seis ocasiones. Los invitados estaban encantados y algo desconcertados por la delicadeza. En 1802, un congresista de Massachusetts escribió: "Helado muy bueno, corteza completamente seca, desmenuzada en copos delgados". El representante Samuel Latham Mitchill describió “bolas de material congelado encerradas [sic] en cubiertas de masa tibia, exhibiendo un curioso contraste, como si el hielo acabara de ser sacado del horno”.

La receta de helado manuscrita de Jefferson se encuentra en la Biblioteca del Congreso en estos días, pero no tiene que ir a D.C. para obtener los detalles, están aquí.

2. Macarrones con queso

Aunque probablemente no fue la primera persona en presentarles a los estadounidenses la bondad pegajosa de los macarrones empapados con queso, Jefferson participó en su popularización. Al igual que con el helado, descubrió el plato mientras vivía en Francia y se enamoró tanto de él que esbozó una máquina de "maccaroni". Primero sirvió el manjar en una cena de estado en 1802, y en aquellos días, cualquier cosa que se sirviera en la Casa Blanca se convirtió en la comidilla de la ciudad. La gente pronto clamó por el plato, aunque lo que comieron probablemente no se parecía mucho al buen Kraft de hoy.

3. Papas fritas

Thomas Jefferson también trajo una receta francesa de "pommes de terre frites à cru en petites tranches (patatas fritas crudas, en pequeños cortes)". A pesar del entusiasmo de Jefferson por las papas fritas, que cortaba en rondas, no en palos, en realidad no despegaron en popularidad hasta el siglo XX. Sin embargo, podemos agradecerle la idea: su receta escrita a mano es anterior a las recetas de papas fritas de los libros de cocina en medio siglo.

4. Champán

Después de probar algunos de los mejores champán de Francia, TJ insistió en servir la bebida en la mayoría de las cenas formales que organizó. De hecho, era un fanático tan ávido que guardaba un sacacorchos en el mismo estuche que su cepillo de dientes. Pero a Jefferson no le gustó el deleite efervescente que hacemos hoy; prefería su champaña plana, sintiendo que la variedad chispeante era solo una moda tonta.

5. Queso parmesano

Algo relacionado con el amor de Jefferson por los macarrones con queso está su amor por el parmesano. Aunque quería replicar el proceso de producción en Estados Unidos, Jefferson finalmente decidió que era imposible recrear los sabores del queso, ya que estaba hecho con leche de vacas italianas. En cambio, había importado muchas ruedas para su uso personal; le gustaba especialmente esparcir el queso sobre su “pastel de macarrones” para terminarlo.

Jefferson también estaba extremadamente interesado en un rallador a vapor, capaz de triturar un trozo de parmesano en minutos. Entre eso, la máquina de macarrones y el congelador de helados, es seguro decir que Jefferson fue probablemente el primer entusiasta de los utensilios de cocina en Estados Unidos.


5 alimentos que Thomas Jefferson introdujo o popularizó en Estados Unidos

Si aún no se ha tomado un momento para apreciar a Thomas Jefferson (¡su cumpleaños es hoy!), Debería hacerlo. Quiero decir, sí, hizo muchas cosas maravillosas por nuestro país, incluida la Declaración de Independencia, el lanzamiento de la Expedición Lewis y Clark y la compra de Luisiana. Pero si eres fanático de los macarrones con queso, los helados o las papas fritas, deberías De Verdad Sea agradecido: Aparentemente, un gran amante de los carbohidratos, Jefferson introdujo todas estas deliciosas golosinas en Estados Unidos.

1. Helado

A pesar de un rumor de larga data, Thomas Jefferson no inventar helado. Ni siquiera cerca: de una forma u otra, ha existido desde al menos el año 200 a. C., cuando la gente comía una mezcla de leche y arroz que se había congelado en la nieve.

Pero si eres estadounidense y te encanta un tazón de chispas de chocolate con menta o un cono de waffle relleno de Rocky Road, probablemente hacer Tengo que agradecerle a Jefferson: su obsesión con el sabroso manjar es lo que lo hizo popular en los Estados Unidos.

Se cree que Jefferson se encontró con el helado por primera vez durante su estadía en Francia de 1784 a 1789. Cuando regresó a casa, trajo recetas y un congelador de helados para asegurarse de poder disfrutarlo por el resto de su vida.

Como presidente, sirvió helados en cenas formales en al menos seis ocasiones. Los invitados estaban encantados y algo desconcertados por la delicadeza. En 1802, un congresista de Massachusetts escribió: "Helado muy bueno, corteza completamente seca, desmenuzada en copos delgados". El representante Samuel Latham Mitchill describió "bolas de material congelado encerradas [sic] en cubiertas de masa tibia, exhibiendo un curioso contraste, como si el hielo acabara de ser sacado del horno".

La receta de helado manuscrita de Jefferson se encuentra en la Biblioteca del Congreso en estos días, pero no tiene que ir a D.C. para obtener los detalles, están aquí.

2. Macarrones con queso

Aunque probablemente no fue la primera persona en presentarles a los estadounidenses la bondad pegajosa de los macarrones empapados con queso, Jefferson sí participó en su popularización. Al igual que con el helado, descubrió el plato mientras vivía en Francia y se enamoró tanto de él que esbozó una máquina de "maccaroni". Primero sirvió el manjar en una cena de estado en 1802, y en aquellos días, cualquier cosa que se sirviera en la Casa Blanca se convirtió en la comidilla de la ciudad. La gente pronto clamó por el plato, aunque lo que comieron probablemente no se parecía mucho al buen Kraft de hoy.

3. Papas fritas

Thomas Jefferson también trajo una receta francesa de "pommes de terre frites à cru en petites tranches (patatas fritas crudas, en pequeños cortes)". A pesar del entusiasmo de Jefferson por las papas fritas, que cortaba en rondas, no en palitos, en realidad no despegaron en popularidad hasta el siglo XX. Sin embargo, podemos agradecerle la idea: su receta escrita a mano es anterior a las recetas de papas fritas de los libros de cocina en medio siglo.

4. Champán

Después de probar algunos de los mejores champán de Francia, TJ insistió en servir la bebida en la mayoría de las cenas formales que organizó. De hecho, era un fanático tan ávido que guardaba un sacacorchos en el mismo estuche que su cepillo de dientes. Pero a Jefferson no le gustó el deleite efervescente que hacemos hoy; prefería su champaña plana, sintiendo que la variedad chispeante era solo una moda tonta.

5. Queso parmesano

Algo relacionado con el amor de Jefferson por los macarrones con queso está su amor por el parmesano. Aunque quería replicar el proceso de producción en Estados Unidos, Jefferson finalmente decidió que era imposible recrear los sabores del queso, ya que estaba hecho con leche de vacas italianas. En cambio, había importado muchas ruedas para su uso personal; le gustaba especialmente esparcir el queso sobre su “pastel de macarrones” para terminarlo.

Jefferson también estaba extremadamente interesado en un rallador a vapor, capaz de triturar un trozo de parmesano en minutos. Entre eso, la máquina de macarrones y el congelador de helados, es seguro decir que Jefferson fue probablemente el primer entusiasta de los utensilios de cocina en Estados Unidos.


5 alimentos que Thomas Jefferson introdujo o popularizó en Estados Unidos

Si aún no se ha tomado un momento para apreciar a Thomas Jefferson (¡su cumpleaños es hoy!), Debería hacerlo. Quiero decir, sí, hizo muchas cosas maravillosas por nuestro país, incluida la Declaración de Independencia, el lanzamiento de la Expedición Lewis y Clark y la compra de Luisiana. Pero si eres fanático de los macarrones con queso, los helados o las papas fritas, deberías De Verdad Sea agradecido: Aparentemente, un gran amante de los carbohidratos, Jefferson introdujo todas estas deliciosas golosinas en Estados Unidos.

1. Helado

A pesar de un rumor de larga data, Thomas Jefferson no inventar helado. Ni siquiera cerca: de una forma u otra, ha existido desde al menos el año 200 a.C., cuando la gente comía una mezcla de leche y arroz que se había congelado en la nieve.

Pero si eres estadounidense y te encanta un tazón de chispas de chocolate con menta o un cono de waffle relleno de Rocky Road, probablemente hacer Tengo que agradecerle a Jefferson: su obsesión con el sabroso manjar es lo que lo hizo popular en los Estados Unidos.

Se cree que Jefferson se encontró con el helado por primera vez durante su estadía en Francia de 1784 a 1789. Cuando regresó a casa, trajo recetas y un congelador de helados para asegurarse de poder disfrutarlo por el resto de su vida.

Como presidente, sirvió helados en cenas formales en al menos seis ocasiones. Los invitados estaban encantados y algo desconcertados por la delicadeza. En 1802, un congresista de Massachusetts escribió: "Helado muy bueno, corteza completamente seca, desmenuzada en copos delgados". El representante Samuel Latham Mitchill describió "bolas de material congelado encerradas [sic] en cubiertas de masa tibia, exhibiendo un curioso contraste, como si el hielo acabara de ser sacado del horno".

La receta de helado manuscrita de Jefferson se encuentra en la Biblioteca del Congreso en estos días, pero no tiene que ir a D.C. para obtener los detalles, están aquí.

2. Macarrones con queso

Aunque probablemente no fue la primera persona en presentarles a los estadounidenses la bondad pegajosa de los macarrones empapados con queso, Jefferson participó en su popularización. Al igual que con el helado, descubrió el plato mientras vivía en Francia y se enamoró tanto de él que esbozó una máquina de "maccaroni". Primero sirvió el manjar en una cena de estado en 1802, y en aquellos días, cualquier cosa que se sirviera en la Casa Blanca se convirtió en la comidilla de la ciudad. La gente pronto clamó por el plato, aunque lo que comieron probablemente no se parecía mucho al buen Kraft de hoy.

3. Papas fritas

Thomas Jefferson también trajo una receta francesa de "pommes de terre frites à cru en petites tranches (patatas fritas crudas, en pequeños cortes)". A pesar del entusiasmo de Jefferson por las papas fritas, que cortaba en rondas, no en palitos, en realidad no despegaron en popularidad hasta el siglo XX. Sin embargo, podemos agradecerle la idea: su receta escrita a mano es anterior a las recetas de papas fritas de los libros de cocina en medio siglo.

4. Champán

Después de probar algunos de los mejores champán de Francia, TJ insistió en servir la bebida en la mayoría de las cenas formales que organizó. De hecho, era un fanático tan ávido que guardaba un sacacorchos en el mismo estuche que su cepillo de dientes. Pero a Jefferson no le gustó el deleite efervescente que hacemos hoy; prefería su champaña plana, sintiendo que la variedad chispeante era solo una moda tonta.

5. Queso parmesano

Algo relacionado con el amor de Jefferson por los macarrones con queso está su amor por el parmesano. Aunque quería replicar el proceso de producción en Estados Unidos, Jefferson finalmente decidió que era imposible recrear los sabores del queso, ya que estaba hecho con leche de vacas italianas. En cambio, había importado muchas ruedas para su propio uso personal; le gustaba especialmente esparcir el queso sobre su “pastel de macarrones” para terminarlo.

Jefferson también estaba extremadamente interesado en un rallador a vapor, capaz de triturar un trozo de parmesano en minutos. Entre eso, la máquina de macarrones y el congelador de helados, es seguro decir que Jefferson fue probablemente el primer entusiasta de los utensilios de cocina en Estados Unidos.


5 alimentos que Thomas Jefferson introdujo o popularizó en Estados Unidos

Si aún no se ha tomado un momento para apreciar a Thomas Jefferson (¡su cumpleaños es hoy!), Debería hacerlo. Quiero decir, sí, hizo muchas cosas maravillosas por nuestro país, incluida la Declaración de Independencia, el lanzamiento de la Expedición Lewis y Clark y la compra de Luisiana. Pero si eres fanático de los macarrones con queso, los helados o las papas fritas, deberías De Verdad Sea agradecido: Aparentemente, un gran amante de los carbohidratos, Jefferson introdujo todas estas deliciosas golosinas en Estados Unidos.

1. Helado

A pesar de un rumor de larga data, Thomas Jefferson no inventar helado. Ni siquiera cerca: de una forma u otra, ha existido desde al menos el año 200 a.C., cuando la gente comía una mezcla de leche y arroz que se había congelado en la nieve.

Pero si eres estadounidense y te encanta un tazón de chispas de chocolate con menta o un cono de waffle relleno de Rocky Road, probablemente hacer Tengo que agradecerle a Jefferson: su obsesión por el sabroso manjar es lo que lo hizo popular en los Estados Unidos.

Se cree que Jefferson se encontró con el helado por primera vez durante su estadía en Francia de 1784 a 1789. Cuando regresó a casa, trajo recetas y un congelador de helados para asegurarse de poder disfrutarlo por el resto de su vida.

Como presidente, sirvió helados en cenas formales en al menos seis ocasiones. Los invitados estaban encantados y algo desconcertados por la delicadeza. En 1802, un congresista de Massachusetts escribió: "Helado muy bueno, corteza completamente seca, desmenuzada en copos delgados". El representante Samuel Latham Mitchill describió "bolas de material congelado encerradas [sic] en cubiertas de masa tibia, exhibiendo un curioso contraste, como si el hielo acabara de ser sacado del horno".

La receta de helado manuscrita de Jefferson se encuentra en la Biblioteca del Congreso en estos días, pero no tiene que ir a D.C. para obtener los detalles, están aquí.

2. Macarrones con queso

Aunque probablemente no fue la primera persona en presentarles a los estadounidenses la bondad pegajosa de los macarrones empapados con queso, Jefferson participó en su popularización. Al igual que con el helado, descubrió el plato mientras vivía en Francia y se enamoró tanto de él que esbozó una máquina de "maccaroni". Primero sirvió el manjar en una cena de estado en 1802, y en aquellos días, cualquier cosa que se sirviera en la Casa Blanca se convirtió en la comidilla de la ciudad. La gente pronto clamó por el plato, aunque lo que comieron probablemente no se parecía mucho al buen Kraft de hoy.

3. Papas fritas

Thomas Jefferson también trajo una receta francesa de "pommes de terre frites à cru en petites tranches (patatas fritas crudas, en pequeños cortes)". A pesar del entusiasmo de Jefferson por las papas fritas, que cortaba en rondas, no en palitos, en realidad no despegaron en popularidad hasta el siglo XX. Sin embargo, podemos agradecerle la idea: su receta escrita a mano es anterior a las recetas de papas fritas de los libros de cocina en medio siglo.

4. Champán

Después de probar algunos de los mejores champán de Francia, TJ insistió en servir la bebida en la mayoría de las cenas formales que organizó. De hecho, era un fanático tan ávido que guardaba un sacacorchos en el mismo estuche que su cepillo de dientes. Pero a Jefferson no le gustó el deleite efervescente que hacemos hoy; prefería su champaña plana, sintiendo que la variedad chispeante era solo una moda tonta.

5. Queso parmesano

Algo relacionado con el amor de Jefferson por los macarrones con queso está su amor por el parmesano. Aunque quería replicar el proceso de producción en Estados Unidos, Jefferson finalmente decidió que era imposible recrear los sabores del queso, ya que estaba hecho con leche de vacas italianas. En cambio, había importado muchas ruedas para su uso personal; le gustaba especialmente esparcir el queso sobre su “pastel de macarrones” para terminarlo.

Jefferson también estaba extremadamente interesado en un rallador a vapor, capaz de triturar un trozo de parmesano en minutos. Entre eso, la máquina de macarrones y el congelador de helados, es seguro decir que Jefferson fue probablemente el primer entusiasta de los utensilios de cocina en Estados Unidos.


5 alimentos que Thomas Jefferson introdujo o popularizó en Estados Unidos

Si aún no se ha tomado un momento para apreciar a Thomas Jefferson (¡su cumpleaños es hoy!), Debería hacerlo. Quiero decir, sí, hizo muchas cosas maravillosas por nuestro país, incluida la Declaración de Independencia, el lanzamiento de la Expedición Lewis y Clark y la compra de Luisiana. Pero si eres fanático de los macarrones con queso, los helados o las papas fritas, deberías De Verdad Sea agradecido: Aparentemente, un gran amante de los carbohidratos, Jefferson introdujo todas estas deliciosas golosinas en Estados Unidos.

1. Helado

A pesar de un rumor de larga data, Thomas Jefferson no inventar helado. Ni siquiera cerca: de una forma u otra, ha existido desde al menos el año 200 a. C., cuando la gente comía una mezcla de leche y arroz que se había congelado en la nieve.

Pero si eres estadounidense y te encanta un tazón de chispas de chocolate con menta o un cono de waffle relleno de Rocky Road, probablemente hacer Tengo que agradecerle a Jefferson: su obsesión con el sabroso manjar es lo que lo hizo popular en los Estados Unidos.

Se cree que Jefferson se encontró con el helado por primera vez durante su estadía en Francia de 1784 a 1789. Cuando regresó a casa, trajo recetas y un congelador de helados para asegurarse de poder disfrutarlo por el resto de su vida.

Como presidente, sirvió helados en cenas formales en al menos seis ocasiones. Los invitados estaban encantados y algo desconcertados por la delicadeza. En 1802, un congresista de Massachusetts escribió: "Helado muy bueno, corteza completamente seca, desmenuzada en copos delgados". El representante Samuel Latham Mitchill describió “bolas de material congelado encerradas [sic] en cubiertas de masa tibia, exhibiendo un curioso contraste, como si el hielo acabara de ser sacado del horno”.

La receta de helado manuscrita de Jefferson se encuentra en la Biblioteca del Congreso en estos días, pero no tiene que ir a D.C. para obtener los detalles, están aquí.

2. Macarrones con queso

Aunque probablemente no fue la primera persona en presentarles a los estadounidenses la bondad pegajosa de los macarrones empapados con queso, Jefferson participó en su popularización. Al igual que con el helado, descubrió el plato mientras vivía en Francia y se enamoró tanto de él que esbozó una máquina de "maccaroni". Primero sirvió el manjar en una cena de estado en 1802, y en aquellos días, cualquier cosa que se sirviera en la Casa Blanca se convirtió en la comidilla de la ciudad. La gente no tardó en clamar por el plato, aunque lo que comieron probablemente no se parecía mucho al buen Kraft de hoy.

3. Papas fritas

Thomas Jefferson también trajo una receta francesa de "pommes de terre frites à cru en petites tranches (patatas fritas crudas, en pequeños cortes)". A pesar del entusiasmo de Jefferson por las papas fritas, que cortaba en rondas, no en palos, en realidad no despegaron en popularidad hasta el siglo XX. Sin embargo, podemos agradecerle la idea: su receta escrita a mano es anterior a las recetas de papas fritas de los libros de cocina en medio siglo.

4. Champán

Después de probar algunos de los mejores champán de Francia, TJ insistió en servir la bebida en la mayoría de las cenas formales que organizó. De hecho, era un fanático tan ávido que guardaba un sacacorchos en el mismo estuche que su cepillo de dientes. Pero a Jefferson no le gustó el deleite efervescente que hacemos hoy; prefería su champaña plana, sintiendo que la variedad chispeante era solo una moda tonta.

5. Queso parmesano

Algo relacionado con el amor de Jefferson por los macarrones con queso está su amor por el parmesano. Aunque quería replicar el proceso de producción en Estados Unidos, Jefferson finalmente decidió que era imposible recrear los sabores del queso, ya que estaba hecho con leche de vacas italianas. En cambio, había importado muchas ruedas para su propio uso personal; le gustaba especialmente esparcir el queso sobre su “pastel de macarrones” para terminarlo.

Jefferson también estaba extremadamente interesado en un rallador a vapor, capaz de triturar un trozo de parmesano en minutos. Entre eso, la máquina de macarrones y el congelador de helados, es seguro decir que Jefferson fue probablemente el primer entusiasta de los utensilios de cocina en Estados Unidos.


5 alimentos que Thomas Jefferson introdujo o popularizó en Estados Unidos

Si aún no se ha tomado un momento para apreciar a Thomas Jefferson (¡su cumpleaños es hoy!), Debería hacerlo. Quiero decir, sí, hizo muchas cosas maravillosas por nuestro país, incluida la Declaración de Independencia, el lanzamiento de la Expedición Lewis y Clark y la compra de Luisiana. Pero si eres fanático de los macarrones con queso, los helados o las papas fritas, deberías De Verdad Sea agradecido: Aparentemente, un gran amante de los carbohidratos, Jefferson introdujo todas estas deliciosas golosinas en Estados Unidos.

1. Helado

A pesar de un rumor de larga data, Thomas Jefferson no inventar helado. Ni siquiera cerca: de una forma u otra, ha existido desde al menos el año 200 a. C., cuando la gente comía una mezcla de leche y arroz que se había congelado en la nieve.

Pero si eres estadounidense y te encanta un tazón de chispas de chocolate con menta o un cono de waffle relleno con Rocky Road, probablemente hacer Tengo que agradecerle a Jefferson: su obsesión por el sabroso manjar es lo que lo hizo popular en los Estados Unidos.

Se cree que Jefferson se encontró con el helado por primera vez durante su estadía en Francia de 1784 a 1789. Cuando regresó a casa, trajo recetas y un congelador de helados para asegurarse de poder disfrutarlo por el resto de su vida.

Como presidente, sirvió helados en cenas formales en al menos seis ocasiones. Los invitados estaban encantados y algo desconcertados por la delicadeza. En 1802, un congresista de Massachusetts escribió: "Helado muy bueno, corteza completamente seca, desmenuzada en copos delgados". El representante Samuel Latham Mitchill describió "bolas de material congelado encerradas [sic] en cubiertas de masa tibia, exhibiendo un curioso contraste, como si el hielo acabara de ser sacado del horno".

La receta de helado manuscrita de Jefferson se encuentra en la Biblioteca del Congreso en estos días, pero no tiene que ir a D.C. para obtener los detalles, están aquí.

2. Macarrones con queso

Aunque probablemente no fue la primera persona en presentarles a los estadounidenses la bondad pegajosa de los macarrones empapados con queso, Jefferson participó en su popularización. Al igual que con el helado, descubrió el plato mientras vivía en Francia y se enamoró tanto de él que esbozó una máquina de "maccaroni". Primero sirvió el manjar en una cena de estado en 1802, y en aquellos días, cualquier cosa que se sirviera en la Casa Blanca se convirtió en la comidilla de la ciudad. La gente pronto clamó por el plato, aunque lo que comieron probablemente no se parecía mucho al buen Kraft de hoy.

3. Papas fritas

Thomas Jefferson también trajo una receta francesa de "pommes de terre frites à cru en petites tranches (patatas fritas crudas, en pequeños cortes)". A pesar del entusiasmo de Jefferson por las papas fritas, que cortaba en rondas, no en palitos, en realidad no despegaron en popularidad hasta el siglo XX. Sin embargo, podemos agradecerle la idea: su receta escrita a mano es anterior a las recetas de papas fritas de los libros de cocina en medio siglo.

4. Champán

Después de probar algunos de los mejores champán de Francia, TJ insistió en servir la bebida en la mayoría de las cenas formales que organizó. De hecho, era un fanático tan ávido que guardaba un sacacorchos en el mismo estuche que su cepillo de dientes. Pero a Jefferson no le gustó el deleite efervescente que hacemos hoy; prefería su champaña plana, sintiendo que la variedad chispeante era solo una moda tonta.

5. Queso parmesano

Algo relacionado con el amor de Jefferson por los macarrones con queso está su amor por el parmesano. Aunque quería replicar el proceso de producción en Estados Unidos, Jefferson finalmente decidió que era imposible recrear los sabores del queso, ya que estaba hecho con leche de vacas italianas. En cambio, había importado muchas ruedas para su propio uso personal; le gustaba especialmente esparcir el queso sobre su “pastel de macarrones” para terminarlo.

Jefferson también estaba extremadamente interesado en un rallador a vapor, capaz de triturar un trozo de parmesano en minutos. Entre eso, la máquina de macarrones y el congelador de helados, es seguro decir que Jefferson fue probablemente el primer entusiasta de los utensilios de cocina en Estados Unidos.


5 alimentos que Thomas Jefferson introdujo o popularizó en Estados Unidos

Si aún no se ha tomado un momento para apreciar a Thomas Jefferson (¡su cumpleaños es hoy!), Debería hacerlo. Quiero decir, sí, hizo muchas cosas maravillosas por nuestro país, incluida la Declaración de Independencia, el lanzamiento de la Expedición Lewis y Clark y la compra de Luisiana. Pero si eres fanático de los macarrones con queso, los helados o las papas fritas, deberías De Verdad Sea agradecido: Aparentemente, un gran amante de los carbohidratos, Jefferson introdujo todas estas deliciosas golosinas en Estados Unidos.

1. Helado

A pesar de un rumor de larga data, Thomas Jefferson no inventar helado. Ni siquiera cerca: de una forma u otra, ha existido desde al menos el año 200 a.C., cuando la gente comía una mezcla de leche y arroz que se había congelado en la nieve.

Pero si eres estadounidense y te encanta un tazón de chispas de chocolate con menta o un cono de waffle relleno de Rocky Road, probablemente hacer Tengo que agradecerle a Jefferson: su obsesión con el sabroso manjar es lo que lo hizo popular en los Estados Unidos.

Se cree que Jefferson se encontró con el helado por primera vez durante su estadía en Francia de 1784 a 1789. Cuando regresó a casa, trajo recetas y un congelador de helados para asegurarse de poder disfrutarlo por el resto de su vida.

Como presidente, sirvió helados en cenas formales en al menos seis ocasiones. Los invitados estaban encantados y algo desconcertados por la delicadeza. En 1802, un congresista de Massachusetts escribió: "Helado muy bueno, corteza completamente seca, desmenuzada en copos delgados". El representante Samuel Latham Mitchill describió “bolas de material congelado encerradas [sic] en cubiertas de masa tibia, exhibiendo un curioso contraste, como si el hielo acabara de ser sacado del horno”.

La receta de helado manuscrita de Jefferson se encuentra en la Biblioteca del Congreso en estos días, pero no tiene que ir a D.C. para obtener los detalles, están aquí.

2. Macarrones con queso

Aunque probablemente no fue la primera persona en presentarles a los estadounidenses la bondad pegajosa de los macarrones empapados con queso, Jefferson participó en su popularización. Al igual que con el helado, descubrió el plato mientras vivía en Francia y se enamoró tanto de él que esbozó una máquina de "maccaroni". Primero sirvió el manjar en una cena de estado en 1802, y en aquellos días, cualquier cosa que se sirviera en la Casa Blanca se convirtió en la comidilla de la ciudad. La gente pronto clamó por el plato, aunque lo que comieron probablemente no se parecía mucho al buen Kraft de hoy.

3. Papas fritas

Thomas Jefferson también trajo una receta francesa de "pommes de terre frites à cru en petites tranches (patatas fritas crudas, en pequeños cortes)". A pesar del entusiasmo de Jefferson por las papas fritas, que cortaba en rondas, no en palos, en realidad no despegaron en popularidad hasta el siglo XX. Sin embargo, podemos agradecerle la idea: su receta escrita a mano es anterior a las recetas de papas fritas de los libros de cocina en medio siglo.

4. Champán

Después de probar algunos de los mejores champán de Francia, TJ insistió en servir la bebida en la mayoría de las cenas formales que organizó. De hecho, era un fanático tan ávido que guardaba un sacacorchos en el mismo estuche que su cepillo de dientes. Pero a Jefferson no le gustó el deleite efervescente que hacemos hoy; prefería su champaña plana, sintiendo que la variedad chispeante era solo una moda tonta.

5. Queso parmesano

Algo relacionado con el amor de Jefferson por los macarrones con queso está su amor por el parmesano. Aunque quería replicar el proceso de producción en Estados Unidos, Jefferson finalmente decidió que era imposible recrear los sabores del queso, ya que estaba hecho con leche de vacas italianas. En cambio, había importado muchas ruedas para su propio uso personal; le gustaba especialmente esparcir el queso sobre su “pastel de macarrones” para terminarlo.

Jefferson también estaba extremadamente interesado en un rallador a vapor, capaz de triturar un trozo de queso parmesano en minutos. Entre eso, la máquina de macarrones y el congelador de helados, es seguro decir que Jefferson fue probablemente el primer entusiasta de los utensilios de cocina en Estados Unidos.


5 alimentos que Thomas Jefferson introdujo o popularizó en Estados Unidos

Si aún no se ha tomado un momento para apreciar a Thomas Jefferson (¡su cumpleaños es hoy!), Debería hacerlo. Quiero decir, sí, hizo muchas cosas maravillosas por nuestro país, incluida la Declaración de Independencia, el lanzamiento de la Expedición Lewis y Clark y la compra de Luisiana. Pero si eres fanático de los macarrones con queso, los helados o las papas fritas, deberías De Verdad Sea agradecido: Aparentemente, un gran amante de los carbohidratos, Jefferson introdujo todas estas deliciosas golosinas en Estados Unidos.

1. Helado

A pesar de un rumor de larga data, Thomas Jefferson no inventar helado. Ni siquiera cerca: de una forma u otra, ha existido desde al menos el año 200 a.C., cuando la gente comía una mezcla de leche y arroz que se había congelado en la nieve.

Pero si eres estadounidense y te encanta un tazón de chispas de chocolate con menta o un cono de waffle relleno con Rocky Road, probablemente hacer Tengo que agradecerle a Jefferson: su obsesión con el sabroso manjar es lo que lo hizo popular en los Estados Unidos.

It’s believed that Jefferson first encountered ice cream during his stint in France from 1784 to 1789. When he returned home, he brought recipes and an ice cream freezer to ensure he could enjoy the stuff for the rest of his life.

As president, he served ice cream at formal dinners on at least six occasions. Guests were delighted and somewhat baffled by the delicacy. In 1802, a Congressman from Massachusetts wrote, “Ice cream very good, crust wholly dried, crumbled into thin flakes.” Representative Samuel Latham Mitchill described “balls of frozen material inclosed [sic] in covers of warm pastry, exhibiting a curious contrast, as if the ice had just been taken from the oven.”

Jefferson’s handwritten ice cream recipe resides at the Library of Congress these days, but you don’t have to go to D.C. to get the details—they’re right here.

2. Macaroni and Cheese

Though he probably wasn’t the first person to introduce Americans to the ooey gooey goodness of macaroni drenched with cheese, Jefferson did have a hand in popularizing it. As with ice cream, he discovered the dish while living in France and became so enamored with it that he sketched a “maccaroni” machine. He first served the delicacy at a state dinner in 1802—and back in those days, anything served at the White House became the talk of the town. People were soon clamoring for the dish, though what they ate probably didn’t much resemble today’s good ol’ Kraft.

3. French Fries

Thomas Jefferson also brought back a French recipe for “pommes de terre frites à cru en petites tranches (potatoes deep-fried while raw, in small cuttings).” Despite Jefferson’s enthusiasm about the fried spuds, which he cut in rounds, not sticks, they didn’t really take off in popularity until the 1900s. Nevertheless, we can thank him for the idea—his handwritten recipe predates cookbook French fry recipes by half a century.

4. Champagne

After sampling some of France’s finest champagne, TJ insisted on serving the beverage at most formal dinners he hosted. He was such an avid fan, in fact, that he kept a corkscrew in the same carrying case as his toothbrush. But Jefferson didn’t like the effervescent delight that we do today he preferred his champagne flat, feeling that sparkling variety was just a silly fad.

5. Parmesan Cheese

Somewhat related to Jefferson’s love of macaroni and cheese is his love of Parmesan. Though he wanted to replicate the production process in America, Jefferson ultimately decided it was impossible to recreate the flavors in the cheese since it was made from the milk of Italian cows. Instead, he had many wheels imported for his own personal use—he was especially fond of sprinkling the cheese over the top of his “macaroni pie” to finish it off.

Jefferson was also extremely interested in a steam-powered grater, capable of shredding a chunk of Parmesan in minutes. Between that, the macaroni machine, and the ice cream freezer, it’s safe to say Jefferson was probably the first kitchen gadget enthusiast in America.


5 Foods Thomas Jefferson Introduced or Made Popular in America

If you haven’t taken a moment to appreciate Thomas Jefferson yet—his birthday is today!—you should. I mean, yes, he did a lot of great things for our country, including giving us the Declaration of Independence, launching the Lewis and Clark Expedition, and making the Louisiana Purchase. But if you’re a fan of mac and cheese, ice cream, or french fries, you should De Verdad be grateful: Apparently a great lover of carbs, Jefferson introduced all of these delicious treats to America.

1. Ice Cream

Despite a long-standing rumor, Thomas Jefferson did not invent ice cream. Not even close—in one form or another, it’s been around since at least 200 BC, when people ate a milk and rice mixture that had been frozen in the snow.

But if you’re American and you love a bowl of mint chocolate chip or a waffle cone stuffed with Rocky Road, you probably hacer have Jefferson to thank: His obsession with the tasty treat is what made it popular in the United States.

It’s believed that Jefferson first encountered ice cream during his stint in France from 1784 to 1789. When he returned home, he brought recipes and an ice cream freezer to ensure he could enjoy the stuff for the rest of his life.

As president, he served ice cream at formal dinners on at least six occasions. Guests were delighted and somewhat baffled by the delicacy. In 1802, a Congressman from Massachusetts wrote, “Ice cream very good, crust wholly dried, crumbled into thin flakes.” Representative Samuel Latham Mitchill described “balls of frozen material inclosed [sic] in covers of warm pastry, exhibiting a curious contrast, as if the ice had just been taken from the oven.”

Jefferson’s handwritten ice cream recipe resides at the Library of Congress these days, but you don’t have to go to D.C. to get the details—they’re right here.

2. Macaroni and Cheese

Though he probably wasn’t the first person to introduce Americans to the ooey gooey goodness of macaroni drenched with cheese, Jefferson did have a hand in popularizing it. As with ice cream, he discovered the dish while living in France and became so enamored with it that he sketched a “maccaroni” machine. He first served the delicacy at a state dinner in 1802—and back in those days, anything served at the White House became the talk of the town. People were soon clamoring for the dish, though what they ate probably didn’t much resemble today’s good ol’ Kraft.

3. French Fries

Thomas Jefferson also brought back a French recipe for “pommes de terre frites à cru en petites tranches (potatoes deep-fried while raw, in small cuttings).” Despite Jefferson’s enthusiasm about the fried spuds, which he cut in rounds, not sticks, they didn’t really take off in popularity until the 1900s. Nevertheless, we can thank him for the idea—his handwritten recipe predates cookbook French fry recipes by half a century.

4. Champagne

After sampling some of France’s finest champagne, TJ insisted on serving the beverage at most formal dinners he hosted. He was such an avid fan, in fact, that he kept a corkscrew in the same carrying case as his toothbrush. But Jefferson didn’t like the effervescent delight that we do today he preferred his champagne flat, feeling that sparkling variety was just a silly fad.

5. Parmesan Cheese

Somewhat related to Jefferson’s love of macaroni and cheese is his love of Parmesan. Though he wanted to replicate the production process in America, Jefferson ultimately decided it was impossible to recreate the flavors in the cheese since it was made from the milk of Italian cows. Instead, he had many wheels imported for his own personal use—he was especially fond of sprinkling the cheese over the top of his “macaroni pie” to finish it off.

Jefferson was also extremely interested in a steam-powered grater, capable of shredding a chunk of Parmesan in minutes. Between that, the macaroni machine, and the ice cream freezer, it’s safe to say Jefferson was probably the first kitchen gadget enthusiast in America.


5 Foods Thomas Jefferson Introduced or Made Popular in America

If you haven’t taken a moment to appreciate Thomas Jefferson yet—his birthday is today!—you should. I mean, yes, he did a lot of great things for our country, including giving us the Declaration of Independence, launching the Lewis and Clark Expedition, and making the Louisiana Purchase. But if you’re a fan of mac and cheese, ice cream, or french fries, you should De Verdad be grateful: Apparently a great lover of carbs, Jefferson introduced all of these delicious treats to America.

1. Ice Cream

Despite a long-standing rumor, Thomas Jefferson did not invent ice cream. Not even close—in one form or another, it’s been around since at least 200 BC, when people ate a milk and rice mixture that had been frozen in the snow.

But if you’re American and you love a bowl of mint chocolate chip or a waffle cone stuffed with Rocky Road, you probably hacer have Jefferson to thank: His obsession with the tasty treat is what made it popular in the United States.

It’s believed that Jefferson first encountered ice cream during his stint in France from 1784 to 1789. When he returned home, he brought recipes and an ice cream freezer to ensure he could enjoy the stuff for the rest of his life.

As president, he served ice cream at formal dinners on at least six occasions. Guests were delighted and somewhat baffled by the delicacy. In 1802, a Congressman from Massachusetts wrote, “Ice cream very good, crust wholly dried, crumbled into thin flakes.” Representative Samuel Latham Mitchill described “balls of frozen material inclosed [sic] in covers of warm pastry, exhibiting a curious contrast, as if the ice had just been taken from the oven.”

Jefferson’s handwritten ice cream recipe resides at the Library of Congress these days, but you don’t have to go to D.C. to get the details—they’re right here.

2. Macaroni and Cheese

Though he probably wasn’t the first person to introduce Americans to the ooey gooey goodness of macaroni drenched with cheese, Jefferson did have a hand in popularizing it. As with ice cream, he discovered the dish while living in France and became so enamored with it that he sketched a “maccaroni” machine. He first served the delicacy at a state dinner in 1802—and back in those days, anything served at the White House became the talk of the town. People were soon clamoring for the dish, though what they ate probably didn’t much resemble today’s good ol’ Kraft.

3. French Fries

Thomas Jefferson also brought back a French recipe for “pommes de terre frites à cru en petites tranches (potatoes deep-fried while raw, in small cuttings).” Despite Jefferson’s enthusiasm about the fried spuds, which he cut in rounds, not sticks, they didn’t really take off in popularity until the 1900s. Nevertheless, we can thank him for the idea—his handwritten recipe predates cookbook French fry recipes by half a century.

4. Champagne

After sampling some of France’s finest champagne, TJ insisted on serving the beverage at most formal dinners he hosted. He was such an avid fan, in fact, that he kept a corkscrew in the same carrying case as his toothbrush. But Jefferson didn’t like the effervescent delight that we do today he preferred his champagne flat, feeling that sparkling variety was just a silly fad.

5. Parmesan Cheese

Somewhat related to Jefferson’s love of macaroni and cheese is his love of Parmesan. Though he wanted to replicate the production process in America, Jefferson ultimately decided it was impossible to recreate the flavors in the cheese since it was made from the milk of Italian cows. Instead, he had many wheels imported for his own personal use—he was especially fond of sprinkling the cheese over the top of his “macaroni pie” to finish it off.

Jefferson was also extremely interested in a steam-powered grater, capable of shredding a chunk of Parmesan in minutes. Between that, the macaroni machine, and the ice cream freezer, it’s safe to say Jefferson was probably the first kitchen gadget enthusiast in America.